enero 2019

1050 Discos Cardinales

en Novedades

Presentación en el Savoy de Madrid

Temblorosos, al volante de un minúsculo coche biplaza con más de quince años de viajes. Hablando de músicas que están por llegar gracias a otras que ya se grabaron. Con dolor de riñones por la tensión que produce una ciudad sitiada a la contaminación, con la ilusión de alcanzar el lugar donde queríamos estar. Conseguimos aparcar en zona azul, justo al lado del Savoy, para abrazar a nuestro querido Juanjo Mestre.

La mesa de presentación de 1050 Discos Cardinales

Un par de Peronis con tapita, pizza estupenda que evocó la adorada Florencia; las canciones del Landscapes & Still-life de Willie B. Planas recordando los primeros años de CDS RadioShow, un par de caladas hondas a la tarde y una rubia delgaducha por llegar.

La coqueta y cálida sala del club madrileño exhalaba música por los cuatro costados. Mestre lucía chapa en la solapa de Love, la banda del imperial Arthur Lee. Spinosa se abrigaba con la camiseta de Springsteen comprada en la última gira que trajo al boss a Madrid. Aguilar lucía la insignia de los Kinks en el cuello de su abrigo, regalo de un querido oyente, de los que saben lo que escuchan. Así, con otra cerveza, nos introdujimos en la presentación de libro 1050 Discos Cardinales.

Aguilar, Mestre y Spinosa

El valenciano se pertrechó de buenos amigos para comenzar la presentación de su obra. Blandió argumentos contra quienes han dicho que el rock murió con la llegada de los 80 y que fue enterrado en los 90. Y es que hoy día se sigue haciendo buen rock and roll, y ese espíritu lo atesoran cientos de bandas repartidas por este planeta extraño. Si, extraño porque en la presentación se habló de The Beatles y The Rolling Stones, bandas que siguen viviendo el éxito gracias a que sus leyendas son populares, accesibles al gran público. Pero otras aventuras como las de Nick Drake, Jethro Tull o, si nos apuran The Velvet Underground, tienen la firma de héroes subterráneos, hay mucho que cavar para que las nuevas generaciones lleguen a bajar las escaleras para conocerlos.  

Entre los invitados se encontraba Javier de Gregorio, bloguero que escribe sobre música desde la experiencia y que dejó píldoras estupendas sobre la literatura musical. Una de ellas fue que lo mejor que se está escribiendo hoy día se encuentra en los blogs de música. De 1050 Discos Cardinales dijo que era un muy buen libro de cromos, una definición que nos resultó certera y divertida. Todos recordamos nuestros álbumes de cromos de la infancia, en ellos coleccionábamos futbolistas, personajes de las series de televisión o dinosaurios. La imagen se nos coló, perfecta, en el hueco que le hemos hecho al libro para terminar de definirlo.

Hubo buena música en directo con Willie B. Planas, Paul Zinnard, y una sorpresa muy grata que fue conocer a la gente de Hotel Valmont, los madrileños colocaron todos los discos que acercaron al Savoy. En la redacción ya suena Señales, un disco que tiene su tiempo y varias joyas que nos evocan grandes paisajes de juventud. Es por ello que entendamos a Juanjo al incluirlos como disco cardinal.

En definitiva, fue una velada deliciosa. La rubia llegó, disfrutó y se compró un disco. Juanjo se lo firmó y se llevó dos besos. De vuelta a casa sonaba en el pequeño biplaza ‘El bosque de nunca jamás’ de los Valmont. La letra de la canción nos puso melancólicos, estábamos listos para ponernos el pijama de papás.  

Weezer, versiones por sorpresa

en Novedades

The Teal Album, el inesperado disco de versiones de la banda de River Cuomo

Weezer nos han sorprendido a todos con un álbum de versiones que raya lo delicioso, por divertido y por bien acabado. ‘Teal Album’ nos muestra una visión cuasi fidedigna de los originales seleccionados, pero con el toque de los de River Cuomo, esto es: humor infinito, ironía y pop certero. El éxito obtenido con la adaptación de Africa les ha debido encender varias bombillas y se han decidido a poner una guinda a este formato.

Más allá de lo transitorio del proyecto, en breve conoceremos el contenido original del álbum negro del cuarteto, discos como este percuten directamente en sus seguidores millennials y centennials a los que ellos extienden la posibilidad de acercarse a bandas excelsas como The Turtles, Black Sabbath o Ben E. King. Se convierten así en prescriptores de canciones que, si no olvidadas, necesitan de un nuevo empujón para colocarse en el lugar que merecen.

La adaptación de mítica Mr. Blue Sky de la ELO de Jeff Lynne es soberbia, y repunta un par de años después de que abriese la segunda entrega de los Guardianes de la Galaxia. Paranoid conserva los juegos pirotécnicos de estudio para la voz de Ozzy, habituales también en algunos temas de los angelinos, y su riff sanguinario te taladra por lo vigente que sigue siendo.

TLC, Michael Jackson o Tears For Fears se suman a la fiesta con clásicos como No Scrubs, Billie Jean o Everybody Wants to Rules the World respectivamente.

El próximo 1 de marzo está previsto que la banda estrene el Black Album y con él en circulación emprenderá una gira junto a The Pixies.

La fragua del Averno

en Entrevistas

Dani Niño y ‘Chavi’ Ontoria nos desvelan los secretos de la banda más caliente de este país

Los Saxos del Averno

Hoy nos hemos bajado a la fragua de Mefistófeles, un lugar de ardientes y oscuras pasiones musicales que podrían haber ilustrado Goya o Velázquez si se hubieran dedicado a esto de los ritmos bailables.

Estamos en las entrañas de la bestia, entre los fogones de los Saxos del Averno con el saxo barítono Dani Niño y el teclista ‘Chavi’ Ontoria.

Lo que ha ocurrido con este proyecto es uno de los claros ejemplos de que los proyectos musicales siguen funcionando de maravilla por aquí, en cuanto a lo artístico, no hay que irse al Bayou para encontrar músicos tan feroces. Habéis quemado el país con vuestras actuaciones e infectando a propios y extraños con vuestro estilo… Enhorabuena por ello.

¿Los saxos son ya imprescindibles para que algunos artistas salgan de gira?

Dani: Ya nos gustaría. Hemos tenido la suerte de colaborar con artistas tan bueno que desafortunadamente ellos solos suenan fantásticos. Es muy complicado sumar a una gira completa sumarle cuatro tipos más, la cosa pasa de furgoneta a autobús, de hotel a mansión con Ferrari en la puerta. Con quién más continuidad hemos tenido ha sido con Andrés Herrera (Pájaro) que siempre ha contado con nosotros. En otros casos nos hemos quedado con la miel en los labios.

Pero afortunadamente ya somos capaces nosotros mismos de generar curro como banda y depender menos de esa parte colaboradora.

Formáis parte de una generación que explotó a principios de esta década con el éxito de Freedonia y otros muchos proyectos

‘Chavi’: Recuerdo hace unos quince o diecisiete años, cuando yo formaba parte de Watch Out, que ahí estábamos bandas como nosotros o Sweet Vandals que ayudaron a que las músicas negras emergieran. Además la llegada de músicos extraordinarios de otros países han ayudado a que estemos viviendo un momento álgido. Hay muchas propuestas, hay mucha calidad, lo que nos falta es organización entre los músicos. Necesitamos que la parte empresarial vaya para adelante. A nivel creativo esto marcha muy bien y es gracias a todas aquellas bandas que colocaron los cimientos de todo lo que estamos viviendo ahora.

Hay muchas propuestas, hay mucha calidad, lo que nos falta es organización entre los músicos

‘Chavi’ Ontoria

¿Echáis en falta un órgano que legisle y unifique criterios con respecto a los músicos en este país. Un mecanismo a través del cual podáis estar más unidos para recibir ayudas económicas para proyectos y giras?

Dani: Ahí has tocado un tema importante y delicado. En España los músicos solo cobramos por las actuaciones que realizamos, pero eso no quiere decir que no trabajemos si no hay conciertos. Los ensayos no se pagan, la preparación de una grabación que puede llevar meses de composición y ensayo no esta retribuida. Lejos de todo eso si te auto produces un álbum lo tienes que pagar tu, aunque luego puedas sacar cierto beneficio de ello pero eso no es lo habitual por muy bueno que sea el disco. Eso es un problema, hay músicos que tienen hijos y no pueden pedir una beca para la guardería porque tu no estás trabajando más que los fines de semana.

En otros países como Francia el estado establece un sueldo mensual que te asignan en función de las actuaciones que has realizado al cabo del año y que te es asignado independientemente de que toque o no toques. De tal manera, si se te cae una gira que tenías cerrada y por la que has rechazado otros trabajos estas cubierto. Además te obliga a trabajar más y a demostrar que tocas para que esa subvención te la puedan dar. Es un sistema diferente, aquí… depende tanto de la política y tan poco de nosotros que es complicado.

Premios aparte , os disfrutamos hace unos años con The Limboos en aquel majestuoso “Space Mambo” en 2014 , que rayamos. Desde ‘Bif Chief’ hasta ‘Jambalaya Walk’. Por poner solo un ejemplo de lugares donde habéis habitado.
Como los “Memphis Horns” sin ir mas lejos, que lo mismo ponían la tilde a Otis Redding, que a Stephen Stills.

La forja de los saxos del averno imaginamos surge de forma inevitable para mostrar vuestras ideas como ya lo hicieran bandas de acompañamiento en épocas pretéritas.

¿Cuál es la experiencia con el público?

‘Chavi’: La experiencia es fantástica. La esencia de los saxos es el directo, por el tipo de músicos que tenemos, todos ellos grandes solistas, lo cual implica que muchos shows se van a Marte o a Plutón. Esa es la filosofía. Venimos de hacer tres noches en el Café Central, con llenos absolutos en una plaza que ocupan personas que en ocasiones no están dentro del ámbito de nuestra música, con entradas que no son baratas. Tenemos mucho camino por recorrer y mucha gente a la que queremos llegar, estamos en ello.

Esta pregunta surge por la que nos hacemos siempre… Dicen las malas lenguas que esta música no tiene predicamento, o al menos no tanto como lo que nos venden, pero después uno va a los conciertos y están llenos de personas ávidas de este formato.

¿Que les decimos a los medios que se posicionan en el extremo?

Dani: Al final la gente no es tonta. Hay mucha oferta musical y no es imposible abarcarla toda. Quien consume música acaba por decidirse por lo que le cae al oído dependiendo de sus costumbres. El problema es que esta música no llega a los grandes circuitos y es más complicado que te descubran si no le pones cierto interés a la búsqueda. hay público pero la promoción es más complicada. Estoy convencido de que cualquiera de nuestras canciones o de las canciones de otras bandas de nuestro circuito podrían ser éxitos si les pusieran el foco adecuado. llenaríamos estadios durante días enteros.

¿Es complicado mantener el núcleo de músicos en la banda?

‘Chavi’: La dificultad esta ahí. Hay que ir partido a partido (risas por la filosofía Cholista) preferiríamos tener siempre al mismo elenco de músicos pero no siempre se puede. Les damos mucho cariño y tratamos de poner un compromiso fuerte, nos gusta lo que hacemos. Por otro lado, tenemos que vivir y eso implica hacer otras cosas que nos gustan un poco menos. Cuando el proyecto te interesa le pones más ganas. En el próximo bolo estaremos todos o no.

Colaboradores que han puesto voz al diablo… Roi Fontoira, Alberto Anaut, Julian Maeso, el maestro Andrés Herrera, y ahora Adrián Costa.

Sin querer destronar a Adrián ¿habrá lugar para alguna diablesa en un futuro?

‘Chavi’: Ya lo tenemos hablado y si, habrá. Tenemos candidatas. Pero ahora mismo el proyecto tira claramente con Adrian al frente. Hemos hecho varios directos con él, la sintonía es clarísima. Es ya uno más de la familia. pero es verdad que lo de tener a una diablesa está en nuestras cabezas y tenemos serías candidatas.

¿Que os ha hecho reclutar a Adrián Costa, su lado más blues o los últimos proyectos como The Criers? ¿A que Adrián nos vamos a encontrar en los saxos?

Dani: Adrián es muy grande, tiene un proyecto nuevo en el que se ha puesto a cantar en castellano. hemos tenido el privilegio de escuchar algunos de estos temas y nos ha explotado la cabeza, son brutales. El Adrián que vais a encontrar en los saxos es el Adrián del blues, el primitivo, el que se forjó en EE.UU. y que tenía en la banda a artistas de los que nosotros tocamos temas como el maestro Michael Hardesty. Adrián es el señor Averno, con la voz rasgada y el blues is alright.

Ariel Brínguez y Luis Verde, estamos ante dos de los pitos más potentes, alto y tenor respectivamente, que habitan en España hoy día en territorio jazz.

¿Qué te han aportado desde su lenguaje?

Dani: Para mi lo son todo. Además, la banda empezó con ellos en la época de Ginferno. Yo conocí a Ariel en La Habana, era mi profesor. Años después, cuando vino a vivir a España, le llamé para ver si quería participar, dudando de que quisiera y bueno, se unió a la banda y me recomendó a Luis. A parte de ser buenos músicos, ya son seis años de relación y pese a todos los proyectos que tienen, grandísimos, siguen estando ahí, con todo el cariño y el amor pese a ser extraterrestres. Es un lujo.

Y luego estás tu, Dani, que eres uno de los barítonos más enfermizos del Rhythm & Blues. Para ellos entrar en el infierno supongo que les habrá colocado en lugares que no les eran tan familiares con respecto sus proyectos habituales.

¿Se adaptaron a la perfección?  

‘Chavi’: Bueno, aún tenemos largas y épicas conversaciones con ellos para que no se nos vaya demasiado hacia el jazz (risas). Son grandísimos músicos de jazz.

Dani: Para este último disco Luis dijo que pasaba a llamarse Luis ‘Groovelin’ Verde. El sabe que tiene que adaptarse a los saxos y buscar en los sesenta y los setenta. Eso es lo bonito y lo que les estimula, tienen que cantar como las viejas damas del blues.

¿Donde se comprende mejor vuestra música en España?

Dani: No te puedo contestar a esa pregunta porque hemos vivido situaciones muy raras. En Euskadi hemos tenido público que no mueve ni un pie, termina el bolo y te dicen que es el mejor concierto que han visto en su vida. En otros lugares se hinchan a bailar y según termina el concierto se van. Depende del sitio, en cada lugar es una onda distinta. Me he llevado sorpresas enormes.

¿Qué línea va a seguir la banda a futuro?

‘Chavi’: Acabamos de lanzar este single con dos temas, que se va a publicar en vinilo. La idea es mover esto cuanto podamos. hay que ir dando pasos pequeños, abriendo ciudades y mercados.

Dani: Lo de salir fuera está muy bien y hay ganas de hacerlo. Fechas cerradas en otros países, en grandes estadios… de momento de ese palo no ha llegado nada a las oficinas del Averno. Pero estamos deseando, para una banda así es complicado porque el presupuesto es elevado. Hay algunas ayudas de SGAE y AIE, pero al echar cuentas no cubres gastos. No es fácil.

Estáis presentando el avance de lo que va a ser el segundo disco y ya tenemos los dos zambombazos que sirven como carta de presentación. Y mañana lo ponéis de largo sobre el escenario del Berlín.

¿Qué nos vamos a encontrar en el Berlín? ¿nos lo puedes desvelar?

Dani: Pues no (risas), esta muy bien intentado. Llevo toda la semana diciendo que todos nuestros sueños se van a cumplir, que va a haber invitados geniales y tal. Si luego no se cumple y la entrevista se hace viral estoy jodido. No quiero provocar una hecatombe. De momento traed muda de repuesto porque vais a bailar hasta que se os rompan las caderas.

Sube Arriba